Fiscalidad de las EPSVs

Las Entidades de Previsión Social Vasca cuentan con grandes ventajas fiscales. La legislación vigente establece lo siguiente:

APORTACIONES

Las aportaciones a EPSV podrán ser realizadas por el propio partícipe (socio de número u ordinario) y/ o por el socio protector de la EPSV (tendrá lugar en la EPSV de la modalidad de empleo).

Las aportaciones del socio a una EPSV reducen la base imponible con el límite máximo de 5.000 euros anuales. Las contribuciones empresariales realizadas a favor del partícipe son reducibles con el límite máximo de 8.000€ anuales. En todo caso, las aportaciones al sistema (las propias y las empresariales) tienen un límite conjunto de reducción de 12.000€ anuales.

No existe la posibilidad de reducir la base imponible a partir del período impositivo siguiente a hallarse en situación de jubilación.

En el ejercicio que concurran aportaciones y/o contribuciones con una percepción en forma de capital, el importe de la reducción quedará limitada a la cantidad que se integre efectivamente en la base imponible del IRPF por la percepción recibida excepto:

  - Las realizadas a EPSV de empleo.
  - Las realizadas a favor de cónyuge o pareja de hecho sin ingresos o inferiores a 8.000 euros anuales y las realizadas a favor de personas con discapacidad.

El exceso de aportaciones realizadas por los socios de número u ordinarios y/o las contribuciones efectuadas por los socios protectores que no hayan podido ser objeto de reducción de la base imponible del IRPF por superar los límites señalados, o por resultar dicha base imponible insuficiente podrán ser objeto de reducción en los cinco ejercicios siguientes siempre que en el ejercicio en que se reduzcan las personas asociadas no se encuentren en situación de jubilación.

Las aportaciones realizadas por el socio protector imputadas a los trabajadores tendrán deducción como gasto en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, pero ya no gozan de deducción en la cuota líquida del Impuesto.

Los contribuyentes cuyo cónyuge o pareja de hecho no obtenga rendimientos a integrar en la base imponible general o los obtenga en cuantía inferior a 8.000€ anuales, podrán reducir en la base imponible general del IRPF las aportaciones realizadas a las EPSV de las que sea socio dicho cónyuge o pareja de hecho, con el límite máximo de 2.400€. Estas aportaciones no estarán sujetas al ISYD.

Respecto de las EPSV a favor de personas con discapacidad con un grado de minusvalía física o sensorial igual o superior al 65%, psíquica igual o superior al 33%, así como de personas que tengan una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado, las aportaciones máximas realizadas por el propio discapacitado serán de 24.250€ anuales. Las de persona distinta del minusválido no podrán exceder de 8.000€, fijándose en 24.250€ el total máximo de las aportaciones reducibles, incluidas las del discapacitado. El exceso de aportaciones por superar los límites o por insuficiencia de base imponible podrán ser objeto de reducción en los cinco ejercicios siguientes. Las aportaciones realizadas a planes de pensiones a favor de personas con discapacidad no están sujetas al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

PRESTACIONES

Los partícipes de planes de pensiones podrán solicitar el rescate de los derechos consolidados cuando se de alguna de las siguientes contingencias:

  - Jubilación.
  - Fallecimiento.
  - Incapacidad Permanente.
  - Desempleo de larga duración.
  - Enfermedad grave.

Asimismo podrán otorgar las siguientes prestaciones:

  - Asistencia sanitaria e intervenciones quirúrgicas y estancias en centros sanitarios.
  - Incapacidad Temporal.
  - Sepelio.
  - Dependencia.
  - Indemnización de daños producidos en los bienes de los socios ordinarios, tanto se trate de vivienda, ajuar doméstico, instrumentos de trabajo, ganados, cosechas o cualquiera otra clase de bienes de los mutualistas, unidos a la actividad profesional o laboral del socio ordinario.
  - Otras relacionadas con previsión social.

La sentencia 97/2014 de 12 de junio de 2014 ha declarado inconstitucional y nulo el artículo 23.1.a) de la Ley 5/2012, de 23 de febrero, sobre EPSV, que regula la posibilidad de rescatar el patrimonio de la EPSV transcurridos 10 años desde la primera aportación. Sin embargo, las aportaciones realizadas por los socios de las EPSV con anterioridad al día 4 de julio de 2014 a planes que contemplan el derecho de rescate en sus reglamentos de prestaciones, mantendrán tal derecho de rescate.

Existen diferentes formas de cobro de las prestaciones:

  - Renta: pago periódico, temporal o vitalicio.
  - Capital: pago único.
  - Mixto: combinación de las anteriores.

Si las prestaciones se perciben en forma de renta se imputarán al 100% en la base imponible general de la declaración de la renta del perceptor.

Si las prestaciones se perciben en forma de capital se imputarán hasta 300.000 euros al 60% la primera cantidad percibida siempre que hayan transcurridos dos años desde la primera aportación, salvo cuando se perciban por invalidez o dependencia, el resto se imputará al 100%.

Si las prestaciones se perciben en forma mixta (capital y renta), las prestaciones recibidas en forma de capital se imputarán hasta 300.000 euros al 60%, el resto se imputará al 100%. Las prestaciones recibidas en forma de renta se imputarán al 100%.

Las prestaciones percibidas en forma de renta por personas con discapacidad gozan de exención con el límite de tres veces el salario mínimo interprofesional (SMI).

La consideración fiscal de las prestaciones recibidas de una EPSV es la de rendimiento del trabajo, independientemente de la contingencia cubierta. Por ello, se imputan en la base imponible general del IRPF, tributando al tipo marginal del contribuyente.

Novo Banco Pensiones, E.G.F.P., S.A. C/ Príncipe de Vergara, 112 - 6ª planta - 28002 Madrid - España.
© 2013 Novo Banco Pensiones, S.A. Reservados todos los derechos.